Cómo leer el Tarot Marsella

Por admin / hace 1 año / 0 Comentarios ».

El verdadero origen del tarot de Marsella puede remontarse a finales del siglo XV, que fue cuando esta práctica de adivinaciones llego a la ciudad de Marsella, llevada por las tropas francesas luego de haber obtenido la victoria en su intento de conquistar Milán.

Algunas personas piensan, que este es una especie de evangelio secreto creado por María Magdalena, otros aseguran que algunas de las leyes que básicas del hombre fueron creadas en base al tarot.

Realizar estas predicciones se volvió muy popular en la cuidad y en la misma se rediseñaron las figuras de sus cartas hasta tener la forma que es utilizada en la actualidad por la mayoría de los videntes, tomando así el nombre del lugar donde fueron creadas.

Beneficios del tarot de Marsella

Dentro de esta reconocida técnica de adivinación que es utilizada por tanta gente y que ha sido tan popular durante milenios, se encuentran diversas energías las cuales se entremezclan tanto del vidente que va a revelar los mensajes que dicen las cartas, como del consultante en cuestión.

El tarot de Marsella es uno de los más usados y también solicitados, y esto se debe directamente a que puede realizarse una tirada para predecir situaciones de cualquier tipo, ya sea amorosas, conflictos que se deseen evitar o por simples curiosidades cotidianas.

Por tanto se podría decir que el beneficio más destacado de este tipo de tarot en especial, es su versatilidad. Se puede considerar como un espejo, el cual se puede ver reflejado todo sobre el interior de la persona que se encuentra consultando su futuro. Transmite confianza, y enseña a manejar de una mejor manera las situaciones, o simplemente a revelar como se deberían manejar las situaciones que pueden estar tornándose un poco desagradables.

¿Cómo se leen las cartas en el tarot de Marsella?

curiosidades y evolucionEl tarot de Marsella es para la gran mayoría la forma más tradicional de conocer el futuro, este tipo en particular se popularizo gracias a las caravanas de gitanos, las cuales iban viajando por diferentes poblados ofreciendo a los lugareños sus habilidades para predecir situaciones que estaban por ocurrir, a cambio de que se les diera alojamiento y un poco de comida al momento de partir hacia un destino diferente.

Para poder leer el tarot de Marsella no existe una guía específica porque cada tarotista va desarrollando con el paso de los años su propia manera particular de conseguir descifrar los misterios que depara el futuro, así como también aquellos ciclos del pasado que no quedaron cerrados por completo.

Sin embargo, absolutamente todas las lecturas de cartas que se realicen poseen algunos elementos en común, los cuales todos los tarotistas deben respetar, estos tres pasos básicos son:

  • Barajar bien las cartas, asegurándose por supuesto de que todas y cada una de ellas se encuentren en la posición debida.
  • Cortar las cartas colocándolas en la mesa, este paso deberá ser realizado por el consultante así estas se llenaran de la energía de la persona que desea conocer su futuro.
  • La distribución de las cartas es esencial, y es muy importante que el consultante se mantenga concentrado en la pregunta que desea sea respondida durante este paso.

Algunos tarotistas le piden a sus consultantes que con aquellas cartas que sean de su preferencia, las cuales deberán estar siempre boca abajo, realicen sobre la mesa una figura que deseen, otros por el contrario colocan ellos mismos algunas barajas en la mesa y le piden a la persona que se encuentra haciendo la consulta que las vaya descubriendo poco a poco, desvelando así los mensajes que las cartas mantenían ocultos.

9 pasos que se deben realizar previamente a tirar las cartas

En el caso de que se desee hacer el intento de realizar una tirada propia con el tarot de Marsella, es decir hacer el trabajo del adivinador siendo al mismo tiempo consultor, es muy importante que se sigan los siguientes pasos con cuidado de no saltarlos, para que así la predicción pueda ser llevada a cabo de una forma satisfactoria para quien lo realice.

1. Lo primero es instalarse en una habitación que se encuentre en total tranquilidad, donde no haya ruidos ni interrupciones, un lugar que permita que el consultante se encuentre en total relajación.

2. Lavarse bien las manos es muy importante.

3. Se debe encender una vela blanca junto a una barra de incienso, para aumentar la relajación.

4. Extender un tapete al momento de echar las cartas, que preferiblemente sea de color morado o lila ya que este es el color de la transgresión y de la transformación. Es mucho más fácil mover las cartas sobre un tapete, en lugar de una superficie de cristal o de madera.

5. Escribir previamente en una hoja de papel las preguntas que se quieran formular, para evitar la posibilidad de olvidarse algo importante.

6. Se debe barajar y cortar las cartas al mismo tiempo en que se está pensando en la pregunta que se desea consultar.

7. Se deberán cortar las cartas con la mano derecha, extendiendo el montón de cartas delante de derecha a izquierda, con las cartas siempre del revés.

8. Al momento de elegir el número de cartas necesarias según la tirada que se vaya a hacer, se debe volver a formular la pregunta.

9. Según la tirada que este por realizarse, las cartas se deben colocar en la posición y orden que esta lo indique, y se irán volteando poco a poco, mientras se van interpretando.

En el tarot de Marsella como en todos los demás tipos existen diferentes tiradas, las cuales los expertos en estos temas utilizan dependiendo de los resultados que los consultantes estén buscando. El número de cartas a utilizar durante cada tirada irá de la mano con el tipo de consulta que se realice, y por supuesto del tema a tratar.

Una gran ventaja del tarot de Marsella es que al leer sus barajas se pueden realizar diferentes distintos aspectos de la vida al mismo tiempo, es decir no es necesario realizar una tirada por cada pregunta que se desee hacer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.